ACTUALIDADLa división de Honor alza el telón (resumen)

10 enero 20220

El nuevo Campeonato de España de Clubes de División de Honor echó a andar este fin de semana con una jornada en la que no hubo mucho pábulo a las sorpresas y los, a priori favoritos sobre el papel, ratificaron los pronósticos en la cancha.

Si acaso se podría destacar en el lado sorpresivo las “tiesas” que se las puso la Real Sociedad de San Sebastián al Club Deportivo Amaya pamplonés, que logró una apuradísima victoria en Paleta Cuero y se vio superado por los guipuzcoanos en Pala Corta.

También merece ser destacado el debut en las filas del Club Natación Barcelona del talentoso paletista cubano Joan Torreblanca que aumentará un poco más, si cabe, el gran potencial del conjunto catalán.

Otra de las características de la cita inicial del torneo es su tono netamente “casero” pues, salvo el empate comentado un poco más arriba entre easonenses y pamplonicas, todos los demás partidos concluyeron con el triunfo final de la escuadra anfitriona.

En estos parámetros se movieron los partidos que se disputaron en el Frontón Labrit, donde, en la modalidad de herramienta, el Club Deportivo Oberena ofició el “bautismo de fuego” del recién ascendido Lagun Artea de Sestao; y en la categoría de mano asistimos al “derbi navarro” entre el Club de Pelota Zugarralde de Burlada y el Club de Pelota Buruzgain Ultzama de Larraintzar.

 

Debut agridulce

El primer choque de la mañana, con la paleta cuero como arma para el duelo, enfrentó a Daniel Berrogi y el debutante Íñigo Purroy, defendiendo los colores de Oberena y a Iñaki Leonardo y Koldo Arrieta empuñando la enseña sestaoarra. En la previa, el conjunto navarro salía con clara ventaja en las apuestas, otorgando el protagonismo a un Dani Berrogi que debía “echarse el partido a la espalda” para llevar a su equipo a la victoria. Por parte de los vizcaínos la consigna era también era clara si querían sacar algo en positivo: “jugar al medio de sus rivales lo más arrimado posible a la pared”.

Todo esto no tuvo más valor que el papel en el que fue escrito, pues todas estas conjeturas saltaron por los aires en el primer juego, donde los errores superaron a los aciertos y ninguna de las parejas estuvo a su altura, cayendo el parcial (15 a 11) del lado del que menos fallos cometió: Oberena.

Este panorama cambió en el segundo envite, en el que el conjunto navarro sí que estuvo más reconocible y dominó el juego de cabo a rabo. Berrogi golpeaba con contundencia e Íñigo Purroy se desprendía de todos los nervios del debut para convertirse en protagonista ante una dupla vizcaína a la que le pudo la ansiedad y acabó cayendo claramente por 15 a 4.

Tras la paleta cuero llegó la pugna de Pala Corta en la que de nuevo las apuestas salían con claridad del lado del equipo local.

Pese a la baja de Javier Labiano, uno de los mejores jugadores del campeonato, Mikel Sanz e Iñaki Mariñelarena, portaban de largo la vitola de favoritos sobre Borja Prieto y el argentino Agustín Maldonado, escasamente curtido en el manejo de esta herramienta.

Éstos últimos tenían una consigna clara para intentar hacer daño a sus rivales: buscar la zurda de Mariñelarena y madurar el tanto para posteriormente arriesgar. Pero todo esto se quedó en “agua de borrajas” pues se encontraron con un Mikel Sanz concentradísimo que se puso a “repartir estopa a diestro y siniestro” haciendo inútiles los esfuerzos de los sestaoarras.

Prieto y Maldonado comenzaron, entonces, a cometer errores lo que desniveló la balanza en favor de Oberena, que se llevó el primer punto por 15 a 6.

Y en la reanudación, Oberena dio otra vuelta más de tuerca donde, a la velocidad que impregnaba Mikel Sanz a la pelota, se unió el enorme acierto de Iñaki Mariñelarena con el saque. Ambas circunstancias  acabaron por descomponer a Maldonado que no acertaba a capear semejante vendaval.

Así, del dos a uno a favor de los vizcaínos se pasó al 12 a 2 favorable a los navarros con lo que el partido se quedó prácticamente visto para sentencia.

Curiosamente, esta gran distancia en el tanteador relajó los nervios de los jugadores del Lagun Artea, que ofrecieron sus momentos de mejor juego, aguantando en el peloteo y acertando en el remate, para “maquillar” el resultado, que concluyó con e 15 a 10 favorable a Oberena.

La dupla de Sestao  ha demostrado que son una pareja muy técnica, agresiva y valiente que (sin duda) van a rendir mucho más pero hoy, sobre la sagrada brea del Labrit han cometido muchos fallos y todo el mundo sabe lo que pasa al final con los errores…

 

Tremenda intensidad y dureza en los choques de mano

Tras los compromisos con la madera, le llegó el turno a la modalidad de mano con el partido individual entre Ugaitz Elizalde por parte del Zugarralde y Aingeru De La Fuente en la esquina del Buruzgain Ultzama.

En los corrillos se colocaba por delante a Elizalde, habida cuenta de su mayor experiencia y buen hacer en estas lides, que le llevaron a clasificarse para la Fase Final en la edición del pasado año.

Con menos pujanza en las apuestas, aparecía De La Fuente que volvía a la competición tras su lesión en el dedo que le privó de disputar la final del Campeonato Navarro y que arrojaba serias dudas sobre si esta inactividad le podría pasar factura.

En el primer juego Ugaitz Elizalde fue bastante superior a su rival, sacando bien y buscando la pared izquierda durante el tanto, para acabar llevándose la victoria parcial por 10 a 4.

En el segundo, Aingeru De La Fuente, apoyado en el saque intentó cambiar la dinámica, cruzando la pelota para que su rival no entrara de derecha evitando que tomara la iniciativa en el juego. Pero Ugaitz aguantó como un jabato las “embestidas” de Aingeru y volvió a llevarse el “gato al agua” esta vez por 10 a 6.

Quizás este partido no fue excesivamente vistoso, pero lo que no tuvo de vistoso lo tuvo de duro, porque ambos se dejaron la piel sobre la cancha, defendiendo su parcela con uñas y dientes, acabando el partido al borde de la extenuación.

El festival concluyó con la competencia de parejas donde, de nuevo, Zugarralde salía con la escarapela de favorito merced a la mayor experiencia de Enaitz Ansó y Aitor Alduntzin, sobre el dueto de Buruzgain formado por Unai Astiz y Peio Oscoz, quien velaba sus primeras armas en la máxima competición por clubes.

Y de nuevo las consideraciones previas se disiparon en un abrir y cerrar de ojos, pues Astiz y Oscoz se llevaron el primer parcial (6/10), en un juego gris y aburrido en el que venció quien menos fallos cometió. El dueto de Buruzgain aprovechó el escaso acierto en el remate de Ansó en los cuadros alegres y los errores de un Alduntzin que se encontraba más incómodo en su parcela que Robocop en un microondas.

Pero este panorama cambió radicalmente en el segundo acto. Alduntzin se sacudió aquella incomodidad y comenzó a dominar el juego y Ansó empezó a dibujar remates ajustados para lograr el tanto. El resultado, 10 a 1 para los burladeses y el partido que se fue al desempate.

Y en este definitivo punto, la pareja de Zugarralde siguió en la misma tónica del anterior lo que le dio la victoria por 5 a 3 en un partido en el que pocas conclusiones positivas se podrían sacar, a excepción del trabajo de Peio Oscoz que, el día de su debut en División de Honor, aguantó el tipo con bastante solvencia.

La primera jornada del campeonato ya es historia, pero nos quedan todavía muchas fechas para disfrutar de la mejor Pelota aficionada del planeta.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada Campos requeridos*

¡SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS!REDES SOCIALES

https://fepelota.com/wp-content/uploads/2020/08/logo_footer.png

DATOS DE CONTACTO

General: info@fepelota.com
Presidencia: presidente@fepelota.com
Dirección Deportiva: xasiain@fepelota.com
DPD: rencinas@europeanconsulting.org

General: info@fepelota.com

Presidencia: presidente@fepelota.com

Dirección Deportiva: xasiain@fepelota.com

DPD: gonzalojillana@abovesport.com

Teaser, videos, directos, fotografías, actualidad… y mucho más en el resto de RRSS